En la historia de la humanidad ha habido algunos animales clave, que han ayudado al hombre en su búsqueda de nuevos territorios.

Los árabes "Beduinos Hilabios", se dice, fueron los primeros, que en su continuo nomadeo, introdujeron el camello en África a traves de Egipto. Estos árabes extendieron rápidamente el uso de los "Meharis", asi llamaban ellos a los camellos, dadas las especiales virtudes que tenían para viajar en condiciones extremas. El animal era capaz de resistir largo tiempo sin repostar, en su continuo caminar inagotable, y de llevar una gran carga muy lejos.

Pero dentro de las especies de camellos, que se distinguen por el número de jorobas, hay una muy especial que carece de este peculiar miembro. Se trata del Citroën Mehari.



A este vehículo nada le sobresale de la carroceria, ni siquiera los paragolpes. Su conjunto es funcional, atractivo, sencillo, y sin estridencias superfluas.

Pero esta es solo la vista del Mehari al desnudo. El coche se puede disfrazar de múltiples formas, poniendole las lonas de una forma u otra, quitandole y poniendole las puertas, los sillones, el cristal..., de manera que siempre se adapta al medio con gran facilidad.

Entre otras virtudes de la carrocería del Mehari encontramos la dificultad de encontrarla abollada, despintada o con manchas de óxido, ya que no es de metal, esta compuesta de resina térmico-moldeable tipo ABS, (Acrílico, Butadieno y Stireno).

La suspensión del Mehari, similar a la del 2CV, unida a unos asientos mullidos, anchos e inclinados lo justo, hace que los caminos sean más o menos bonitos, pero nunca malos.

Pero el Mehari no solo es un coche para el verano, como puede parecer. Aunque es imposible que las lonas cierren hermeticamente el vehiculo, la calefacción del Mehari es maravillosa, y digna de ser envidiada por la de los coches mas lujosos.

El Mehari lleva la caja de cambios de la furgoneta 2CV, con relaciones cortas, que le permiten andar muy bien por la montaña, y con una cuarta algo mas larga que le permite alcanzar los 117 Km/h. La palanca de cambios va en el salpicadero, en una posición correcta para no tener que estirar el brazo, ni levantar la espalda del respaldo del asiento.

Los frenos son de tambor, con 518 centímetros cuadrados de superficie, y capaces de parar a un tren. El freno de mano actua sobre las ruedas delanteras.

Documento original en:

Test del Ayer

Donacion
make a donation
Patrocinan
Bicentenario de Uruguay
Ta-Ta
citroen
DiegoLugano.org
SONY
Colaboradores
Automovil Club del Uruguay
Abitab
PortalDelDiablo.com.uy
Traductora Malena Paz
auspiciantesfacebook
www.uruguayporelmundo.com - ®2017
Inicio | Proyecto | Diario de viaje | Participa | El Equipo | El vehículo | Diáspora| Contáctanos
3iuna-webs&more-